Archivo | mayo, 2012

La búsqueda de la felicidad

16 May

No quiero parecer un enterado pero….me he enterado de cual podría ser la solución para sobrellevar estos tiempos de crisis.

Está claro que los sufrimos, y cuando llegamos a la cama por la noche el techo se convierte en una pizarra donde no salen las cuentas. Y cuando nos ponemos a contar ovejitas acabamos vendiéndolas para montar un negocio que no va bien a media noche y sobre las 4 de la mañana tenemos dos créditos más en el banco y nuevos problemas.

Está claro que nos invade el desazón y los nervios por un futuro poco alentador y un presente de “aguanta, aguanta o revienta”. Está claro que solo hay un tema de conversación en medios, ascensores y salas de espera. Pero como todo en esta vida tiene solución menos la muerte, quiero compartir la solución a la que he llegado….”quedarnos con lo bueno”

….si, ya se que a lo mejor esperabas una solución que implicara aumentar tus ganancias o hacer desaparecer mágicamente a tus acreedores pero, creeme, si todos los economistas del planeta no pueden hacerlo, un simple humorista mucho menos. Pero no subestimes el poder de mi solución, te prometo que funciona a todos los niveles, porque aunque tuvieras los mismos problemas que tienes ahora pero estos no te impidieran vivir con felicidad…¿cuál sería entonces el problema?. El truco está en que cada momento que vives tiene varias formas de ser juzgado, y los dos prismas más importantes son: el negativo o el positivo. Se que es complicado sacar la parte positiva de ciertas cosas, y aunque la tiene, tampoco me refiero del todo a eso.

Hace poco estuve en el hospital ingresado y sacarle el lado positivo era difícil, pero me decía que a pesar de todo estaba vivo y que valoraría tras aquello mi buena salud con mucho más ahínco. Normalmente el estado de crisis que vivimos es el mismo de ayer y antes de ayer y probablemente el mismo de mañana y pasado mañana. Así que en nuestra mano está estar igual de deprimidos antes de ayer, ayer, hoy, mañana y pasado o entender que ya que no podemos cambiar el mundo, podemos cambiar la forma de percibir el mundo. A pesar de la situación seguimos aquí, tenemos gente a la que queremos cerca. Por ahora en la mayoría de los casos seguimos teniendo algo que llevarnos a la boca y por lo que puedo ver en mi trabajo, el ocio sigue siendo utilizado por la gran mayoría, que es una de las excusas favoritas para buscar algo de felicidad.

Un viejo en un poblado se dirigía a una montaña que hacía sombra al pueblo y que hacía que los niños crecieran raquíticos por la falta de sol. El viejo, empuñaba una pequeña cucharilla mientras se enfrentaba resuelto a la montaña. Un grupo de hombres que lo vio, se rieron entre si y le preguntaron: Abuelo, a donde va con esa cucharilla. A mover la montaña dijo. Entre más risas dijeron, ¿mover la montaña? Eso es imposible! Si, es imposible, pero alguien tiene que empezar a hacerlo.

Es esto, ahí radica la clave, nos parece imposible cambiarnos a nosotros para cambiar la situación. Pero hay que empezar a hacer lo imposible para convertirlo en factible. Los procesos de la mente suelen ser siempre iguales. Te rompes la rodilla y te deprimes, luego lo aceptas y empiezas a trabajar en su recuperación. Luego te retas a ti mismo y te pones metas. Acabas por volver a caminar y al tiempo lo olvidas. Con esto, no se engañen, es y será igual. Esta crisis nos jode porque venimos de otra vida. Pero la aceptaremos, la acomodaremos y seremos felices en la nueva situación porque no-nos-queda-otra.

Adaptación.

Esa es la clave de la naturaleza, de su evolución, el que no se adapta perece y yo y usted, amigo, no tenemos intención de perecer. Así que haga recuento de sus logros, de esas cosas por las que sigue en pie, deseche la inercia por favor y convénzase de una vez por todas de que esta vida merece la pena vivirla, pero sonriéndo.

Las quejas ya no valen, esto es así, deje ya de llorar y pregúntese ¿qué voy a hacer para superarlo?.

Anuncios

Idiotas

13 May

La indignación no acaba con una fecha ni con un pelotazo ni con unas elecciones ni con el paso de los años. La indignación se guarda en el estómago y en la mente, indignación que se pudre y huele más, y que corre el riesgo de infectar irrevocablemente a muchas generaciones diferentes, no solo a jóvenes hippies tal y como tristemente creen de verdad ciertos políticos de color azul y mente prieta.

Esperanza Aguirre dice que deberíamos estar callados y no armar escándalo, que damos mala imagen a los papis, nada de quemar contenedores que damos la impresión de gamberretes maleducados, silencio y cabeza gacha mientras nos saquean, propios ajenos, y por favor y gracias al terminar, como dios manda. Idiota, Esperanza, eres idiota, pero idiota porque me temo que crees lo que dices, porque si al menos pensara que haces como el resto, intentar colarme la mentira política, todavía te diría: “ay pillina, no cuela”, pero es que te lo crees y por eso eres idiota, esta es toda mi inteligencia abocada a un parlamento para comunicar una idea, pero al tratarse de ti se me difumina en: eres idiota. Porque dices que hay demasiadas camas y hospitales cuando tú hiciste dos en Madrid, por tantas cosas, por tener ese halo de mujer que jamás arriesgaría su integridad por la integridad de un país, porque hay que ser idiota, tanto tú como todos tus amigos, para obviar de esa manera tan prepotente el grito de tantas personas desesperadas, mientras dices haber encontrado otros papelitos que recortar. Porque realmente no te quita el sueño la falta de perspectiva que nos encontramos cada mañana la gran mayoría de los que formamos tu querida España y no…no me digas nada del PSOE, ya se que ellos son los culpables de la desaparición de los dinosaurios, y ya se que ellos son otros idiotas, pero estoy hablando de ti idiota, y de tu jefe, y de todos esos idiotas que se merecen que repita idiota hasta la saciedad para que se os meta en vuestra idiota cabeza, que indignados no son jóvenes con rastas, indignado está mi padre tras 66 años trabajando dia y noche con honestidad y que ahora vuestra idiota gestión de un país y la anterior de los otros idiotas le priva de su merecido descanso. Indignado está el chaval de 1º de la ESO que mira hacia arriba y no se le ocurre que podrá hacer en este país que le pueda hacer tener esa vida que todos soñamos de pequeños. Indignada está la madre que no puede ser madre, la abuela que no lega nada a sus nietos, el trabajador que no puede trabajar, el suicida al que se le dan razones.

Indignada está la palabra indignada de que la intentéis archivar, etiquetar, iconizar para que pierda fuerza. Este fenómeno no son acampadas en plazas, esto es algo que estaba antes de su moda y que estará después, y que como no encuentre una solución sana en poco tiempo, llegará a recordarnos a la Bastilla y ahí Esperanza, ten cuidado, porque quizá tus guardaespaldas también anden indignados por algún que otro recorte.

Esto es el club de la lucha y en el bando del pueblo al que no le dejan vivir por el juego de cuatro, estamos casi todos.

La primera norma del club de la hucha es que hay que gritar todo el rato que esto no lo aguantamos. Idiotas.

Parecerá mentira pero…

1 May

Parecerá mentira pero,

Uno se piensa que siempre es enero y guarda el otoño en el ropero pero,

Hay que vivir, si, en el momento infinito, en ese minúsculo hilito chiquito y escurridizo que titula “presente” y que, ardiente y prepotente, se escapa cada vez que sientes que lo tienes entre las manos y ya está camino a poniente.

Parecerá mentira pero,

Nos creemos lo que vemos y yo que lo veo todo de otra manera, empiezo a dudar, de si eso es rojo o tu órdago es tal. No es desconfianza, es apertura mental, hacer caso obligatorio por un déficit real, a otros sentidos y a la empatía en general…¿y qué me dicen?

Que los problemas son relativos, aunque eso ya es algo común en nuestro dogma tradicional de neojipies conectados con nuestro egocentrismo a través de cualquier red social.

Que una piedra en el camino es un maestro inerte y que es más sencillo vencer a una piedra que a quien te la pone, porque la piedra no piensa, aunque hay quien piensa como si fuera una piedra.

Que te odian y te critican porque te envidian y te imitan, pero no a mi, sino a casi todos, y aleteamos en ese lodo creyéndonos a día importantes y a día sucios maleantes, que daríamos lo que fuera por una ducha de agua limpia que no nos hemos preocupado de destilar con los actos puros que la generan.

Si estas en la mierda zambullido deja de buscar culpables y “Take a look in the mirror”, que ahí suele encontrarse desaliñado con traje y corbata el culpable y el héroe, el motivo y la causa, el “por qué” y el “por qué no”, de ab-so-lu-ta-men-te todo lo que te ocurre.

Parecerá mentira pero,

El libro de instrucciones de la vida tiene solo un punto, en un fichero adjunto que no sabemos abrir por falta de codecs, un leeme.txt que se ignora hasta que es demasiado tarde que te explica para que tú lo entiendas que la vida no tiene sentido, pero que hay que vivirla, que es todo sencillo, que simplemente camines transparente y respires muy fuerte cuando tu mente te juegue una de esas pesadas malas pasadas que te hacen ver el abismo que recuerda que puedes sobre volar. Extiende las alas al caminar pero sin olvidar que necesitan espacio para desplegar, desarrollar, planear, y que las alas son voz y que son oído y sentido y que todo lo vivido es la pila infinita con litio y pasión por encontrar, a cada paso, una nueva razón.

Incluso en las piedras.

Parecerá mentira pero,

No desespero, aunque vea mal, aunque no vea. Entiendo un par de cosas más que ayer y algunas que me han devuelto la vista. Mi invidencia me ha dado pistas, de quien vale y quien no, de quien es germen y quien viroso, de quien quiero a mi lado y de quien quiero transformar su energía junto a la mía para crear, porque somos dioses, capaces de generar, cambiar lo que hay, y regalar.

Parecerá mentira pero…no lo es.