Parecerá mentira pero…

1 May

Parecerá mentira pero,

Uno se piensa que siempre es enero y guarda el otoño en el ropero pero,

Hay que vivir, si, en el momento infinito, en ese minúsculo hilito chiquito y escurridizo que titula “presente” y que, ardiente y prepotente, se escapa cada vez que sientes que lo tienes entre las manos y ya está camino a poniente.

Parecerá mentira pero,

Nos creemos lo que vemos y yo que lo veo todo de otra manera, empiezo a dudar, de si eso es rojo o tu órdago es tal. No es desconfianza, es apertura mental, hacer caso obligatorio por un déficit real, a otros sentidos y a la empatía en general…¿y qué me dicen?

Que los problemas son relativos, aunque eso ya es algo común en nuestro dogma tradicional de neojipies conectados con nuestro egocentrismo a través de cualquier red social.

Que una piedra en el camino es un maestro inerte y que es más sencillo vencer a una piedra que a quien te la pone, porque la piedra no piensa, aunque hay quien piensa como si fuera una piedra.

Que te odian y te critican porque te envidian y te imitan, pero no a mi, sino a casi todos, y aleteamos en ese lodo creyéndonos a día importantes y a día sucios maleantes, que daríamos lo que fuera por una ducha de agua limpia que no nos hemos preocupado de destilar con los actos puros que la generan.

Si estas en la mierda zambullido deja de buscar culpables y “Take a look in the mirror”, que ahí suele encontrarse desaliñado con traje y corbata el culpable y el héroe, el motivo y la causa, el “por qué” y el “por qué no”, de ab-so-lu-ta-men-te todo lo que te ocurre.

Parecerá mentira pero,

El libro de instrucciones de la vida tiene solo un punto, en un fichero adjunto que no sabemos abrir por falta de codecs, un leeme.txt que se ignora hasta que es demasiado tarde que te explica para que tú lo entiendas que la vida no tiene sentido, pero que hay que vivirla, que es todo sencillo, que simplemente camines transparente y respires muy fuerte cuando tu mente te juegue una de esas pesadas malas pasadas que te hacen ver el abismo que recuerda que puedes sobre volar. Extiende las alas al caminar pero sin olvidar que necesitan espacio para desplegar, desarrollar, planear, y que las alas son voz y que son oído y sentido y que todo lo vivido es la pila infinita con litio y pasión por encontrar, a cada paso, una nueva razón.

Incluso en las piedras.

Parecerá mentira pero,

No desespero, aunque vea mal, aunque no vea. Entiendo un par de cosas más que ayer y algunas que me han devuelto la vista. Mi invidencia me ha dado pistas, de quien vale y quien no, de quien es germen y quien viroso, de quien quiero a mi lado y de quien quiero transformar su energía junto a la mía para crear, porque somos dioses, capaces de generar, cambiar lo que hay, y regalar.

Parecerá mentira pero…no lo es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: