Artes

28 Ago

Cada sonata que se da entre sonrisas responde a una partitura azarosa e inigualable, se alternan vientos, metales, palmas y algún quejido pero sin queja. Percusión lacrimal, taconeo y el bajo lo marcan las toses, nerviosas de que tal sinfonía pueda volver a empezar.

El director de orquesta no se entera de nada, alza las manos improvisadamente e ignora hasta tal punto de la ignorancia que desconoce siquiera el tener músicos delante, solo ve chispas, escucha a medias, se inventa la realidad para hacerla común y regalarla, de vuelta, para viajar todos por el mismo sin sentido.

Se dice que hay 7 artes, pero yo creo que todas son música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: