Ese día, existe.

6 Nov

Existe ese día, créeme, existe. Ese día en el que frenas casi en seco, miras arriba, a cualquier copa de cualquier árbol, y te das cuentas de que este no es el ritmo.

Ya te lo venía diciendo tu corazón, y esa sensación oxidada por las mañanas, esas ganas menguantes y ese pensamiento soterrado, ya sabes, el de: “¿era por aquí?”

Pero el día llega, confía en mí, el día en el que de verdad sueltas lastre, y te liberas, dejando atrás todo lo que eso “parece” que significa. Es sencillo pero hay que ser valiente, porque va en contra de verdades cerradas y soldadas en la cabeza, va en contra del “macho” que tenías que ser, va en contra del “éxito” que tenías que tener. Pero recuerda que sobre todo, va en tu contra.

Y mientras te paras, los últimos coletazos de resquemor te atacan, yo no creía en estas cosas, esto era de jipis y new ages, suerte que cuando te liberas, también abandonas las etiquetas.

Y ahora ya nadas, buceas y disfrutas, los problemas se disuelven como agua con tierra en las manos, más agua que tierra, dejando las pequeñas partículas de oro a la vista, que siempre habían estado ahí.

Existe ese día, confía, hijo, y solo espero que no sea demasiado tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: