Archivo | Bukkake de Opinión RSS feed for this section

Apocalipsis Zombie basto

12 Sep

Estamos rodeados…, ha sido un apocalipsis zombie, pero esta vez no son muertos vivientes con sed de cerebros, ahora son mediocres con sed de envidias, son abortadores de ideas, criticones sin “cronstructividad” ni capacidad para crear, solo para insuflar energía patética a las cosas.
Siempre verán cosas…y las llamarán “cosas”, que no les gustan, que no les parecen bien. Que ellos, si fueran ellos, no harían. Pero ellos no hacen, solo hablan, solo opinan, son el equivalente al viejo de obra, solo que el viejo es entrañable, como la gitana de encima de la tele, y éste, el zombie, no.

No arrastran una pierna y gimen, no, arrastran un saco de frustraciones y exhalan un hedor que derrumba las cosas. ¿La forma de matarlos?, ignorándoles, no hay nada que más les joda que no alimentar su mierda con su mierda, pero es muy complicado, aviso, dejar pasar cualquiera de sus provocaciones.

Los zombies bastos se están multiplicando, no hay manera de huir, y con esto de internet, tienen hasta derecho a opinar en el baño de tu casa.

Y si hago caso a las citas tan socorridas, supongo que Lao o Ghandi o Churchill u otro me dirán, probablemente, que pasemos por encima de esas cosas y blablabla, pero no puedo, a veces, dejar de mirar por la ventana con una buena canción melancólica de fondo y pensar….¿No podrían irse todos esos zombies a tomar un poco por el culo?…¿por favor?

Anuncios

Puerta equivocada

3 Sep

A veces es bueno cerrar algunas puertas, porque no llevan a ninguna parte.

Me esfuerzo en creer que todas las cosas que pasan en la vida son enseñanzas valiosas, quisiera no tener que aprender ciertas cosas si para ello tengo que tratar con determinadas personas.
Parto de la base que el desagrado que me producen ciertos individuos es el mismo que yo produciré en esos mismos, o en otros, pero, como es lógico, ese no es mi problema, bastante tiene uno con lidiar de mente hacia adentro como para inmiscuírse en las taras mentales del resto, sobre todo si es un resto poco apreciable.

Si la vida es una casa enorme, repleta de muros por derribar y ventanas que abrir y demás metáforas, algunas ventanas las tengo tapiadas, pero decoradas, eso si. No cerradas simplemente con cuatro tablones y clavos oxidados, no. Me he preocupado de barnizar las maderas, de comprar unos clavos largos y de buen material, cerciorándome de que duren mucho tiempo. He pasado un buen rato cerrando esas entradas, con dedicación y pensando en lo que hacía, para que no entrara más ese chiflete por ahí, porque tengo comprobado que ciertos aires, siempre me producen resfriados.

Y es que hay puertas que tienen ladrillos detrás, como en las de las pelis de Charlot, y además suelen ser en las que entras rápido y sin mirar, cuando te quieres dar cuenta, te sangra la nariz.

Por eso, no te sientas mal si tienes que probar con la puerta número dos, que a veces, en la uno te sale la Ruperta.

Parecerá mentira pero…

1 May

Parecerá mentira pero,

Uno se piensa que siempre es enero y guarda el otoño en el ropero pero,

Hay que vivir, si, en el momento infinito, en ese minúsculo hilito chiquito y escurridizo que titula “presente” y que, ardiente y prepotente, se escapa cada vez que sientes que lo tienes entre las manos y ya está camino a poniente.

Parecerá mentira pero,

Nos creemos lo que vemos y yo que lo veo todo de otra manera, empiezo a dudar, de si eso es rojo o tu órdago es tal. No es desconfianza, es apertura mental, hacer caso obligatorio por un déficit real, a otros sentidos y a la empatía en general…¿y qué me dicen?

Que los problemas son relativos, aunque eso ya es algo común en nuestro dogma tradicional de neojipies conectados con nuestro egocentrismo a través de cualquier red social.

Que una piedra en el camino es un maestro inerte y que es más sencillo vencer a una piedra que a quien te la pone, porque la piedra no piensa, aunque hay quien piensa como si fuera una piedra.

Que te odian y te critican porque te envidian y te imitan, pero no a mi, sino a casi todos, y aleteamos en ese lodo creyéndonos a día importantes y a día sucios maleantes, que daríamos lo que fuera por una ducha de agua limpia que no nos hemos preocupado de destilar con los actos puros que la generan.

Si estas en la mierda zambullido deja de buscar culpables y “Take a look in the mirror”, que ahí suele encontrarse desaliñado con traje y corbata el culpable y el héroe, el motivo y la causa, el “por qué” y el “por qué no”, de ab-so-lu-ta-men-te todo lo que te ocurre.

Parecerá mentira pero,

El libro de instrucciones de la vida tiene solo un punto, en un fichero adjunto que no sabemos abrir por falta de codecs, un leeme.txt que se ignora hasta que es demasiado tarde que te explica para que tú lo entiendas que la vida no tiene sentido, pero que hay que vivirla, que es todo sencillo, que simplemente camines transparente y respires muy fuerte cuando tu mente te juegue una de esas pesadas malas pasadas que te hacen ver el abismo que recuerda que puedes sobre volar. Extiende las alas al caminar pero sin olvidar que necesitan espacio para desplegar, desarrollar, planear, y que las alas son voz y que son oído y sentido y que todo lo vivido es la pila infinita con litio y pasión por encontrar, a cada paso, una nueva razón.

Incluso en las piedras.

Parecerá mentira pero,

No desespero, aunque vea mal, aunque no vea. Entiendo un par de cosas más que ayer y algunas que me han devuelto la vista. Mi invidencia me ha dado pistas, de quien vale y quien no, de quien es germen y quien viroso, de quien quiero a mi lado y de quien quiero transformar su energía junto a la mía para crear, porque somos dioses, capaces de generar, cambiar lo que hay, y regalar.

Parecerá mentira pero…no lo es.

…Prosa del calcetín blancuzco…

6 Mar

Aunque el día sea largo y no quede nada de tiempo, aunque la jornada haya sido larga y no nos quede aliento ni hueco en nuestro asiento. Aunque muramos y nos den la bienvenida en el Averno, aunque nuestro sueño se haga eterno, aunque realmente no podamos…, siempre encontramos, un espacio para masturbarnos.

Y es que así somos, hedonistas empedernidos, amantes del momento prohibido en el que cerramos las ventanas y corremos las cortinas, bajamos el volumen y a internet nos entregamos, buscando pasiones ocultas, deseos imposibles que alguna actriz de Japón no ha tenido problema, en hacer esto y aquello, con lo que ni habíamos fantaseado.

Y aunque sigamos en paro, o el hambre nos apriete, aunque estemos solos o acompañados, en un baño de prestado, en un impás del trabajo o entre página y página del temario de un examen del carajo. Como recompensa a un buen trabajo o inspiración antes de escribir, como manera de pasar el rato o huída a una realidad cautiva, siempre encontramos, un espacio para masturbarnos.

Y es que así somos, hombres incomprendidos, simples máquinas biológicas diseñadas para esparcirnos, por montes del Olimpo o calcetines usados, por papeles enrollados o calzoncillos empegostados. Si la página no se carga buscaremos en nuestra memoria antiguas novias casi olvidadas, o la frutera de la esquina, aquella amiga prohibida o quizá nuestra propia tia. Todo vale en el secreto e inconfesable paraíso de la mente, y ahí debe quedarse, pervertidas escenas dignas de nuestro cariño, completamente denunciables, tras las que seguimos como si cualquier cosa.

Si nuestras compañías femeninas supieran todo lo que pasa en estas cabezas enfermas, estaríamos más solos que ahora, pero volveríamos a encontrar, quizá para olvidar, un espacio para masturbarnos.

…Crear es creer…

1 Mar

Cuando siento que el mundo se desmorona. Y entiendendo mundo lo que mi mente es capaz de sintetizar de la realidad. Me convierto en un sordo mudo incapaz de articular una decisión clara…y muchas veces me siento perdido y agotado, de luchar por mis sueños, de apedrear con roca la roca. Las batallas tantas veces son tan lentas como erosionar la costa con la fuerza de una calma marea, y me siento vencido.

Pero el agua no entiende de treguas…y yo tampoco.

Este negocio no es sencillo, ninguno lo es, supongo, pero la sola decisión de vivir del arte ya es una empresa arriesgada, y no hace falta agregar a esta frase el socorrido: “y más en los tiempos que corren”…los tiempos siempre han sido igual de apasionantemente malos para el arte, y ahora no va a ser una excepción.

No haré otra cosa porque no se hacer más nada.

Pero cuando más falta hace la fuerza de todos, la unión, la comprensión de tus iguales…te encuentras con bastantes espaldas y sorprendentes manos. Me encantaría ponerle nombres y apellidos a esta crónica, pero entiendo que no tiene lugar, soy un bocazas, pero no tanto.

Es triste.

Triste porque a veces no sabes que has hecho mal, a que responden los silencios o las puñaladas, las excusas se convierten en vacuas palabras que no envuelven nada, ya ni siquiera tienen la decencia de ponerle un lazo a las mierdas antes de tirártelas a la cara…

Pero hay que seguir adelante, no existe otro camino, adelante es la única salida, la única opción, el motor no tiene volante y regula la velocidad a su antojo, el sueño está ahí en frente, no se puede parar ahora….tú tampoco, llegarás, con las ruedas pinchadas, arrastrándote con la última fuerza de tus dedos, impulsados por palabras, exhalando utopías por el tubo de escape, alimentado por la gasolina de tus propias promesas, las que te hiciste a ti mismo, de que lo harías, de que no existe otro final que no sea el del cuento de hadas que escribiste para ti.

Hacer es creer, creer es crear, crear es hacer…y hacer…es creer.

…Primavera Valenciana…

22 Feb

Los chavales piden estufas, porque tienen frío, y quizá no las merezcan o quizá no sea ese el tema o quizá se desmadren o se vayan de medida en su protesta, quizá incluso haya que disolver dicha manifestación de intenciones…pero así no, las formas son un alto porcentaje del resultado de las acciones, y las formas son en este caso, una barbaridad, las imágenes que nos han ido llegando a Banania son surrealistas, cabezas abiertas, niños inconscientes y auténticas palizas. Intento ponerme en el lugar de esos antidisturbios, que por cierto, deberían empezar a llamarlos “disturbios” a secas, y entender como llegan hasta ahí, quizá algún chaval lanza una piedra o insulta, y el pistoletazo de salida está hecho. Pero esos manifestantes púberes no son los profesionales del orden, sóis vosotros, uniformados con cascos y escudos y con porras en la mano, los que deberíais estar entrenados para guardar la calma y usar la inteligencia para acabar con un conflicto mucho antes de que este empiece…está claro que no tenéis dicho entrenamiento, más bien parecéis perros de guerra sedientos de usar el equipo asignado.

La policía Valenciana y Nacional ha elaborado una carta de repugna ante estos comportamientos de sus compañeros, para que no se nos vaya esto por generalizaciones tan odiadas por mi, espero que en esa carta estén los policías que durante el 15 M reventaron a muchos en Sol o Barcelona.

Ayer las calles de muchas capitales se llenaron con miles de voces y miles de libros en miles de manos lanzando un grito de protesta ante todo esto, grito que viene después del grito contra la reforma laboral y después del grito contra el jucio a Garzón y después del grito contra el de Camps y después del de Marta del Castillo y después del de los bancos…amigos, quizá y perdonen la opinión, que para eso esto es un bukakke de opinión, quizá sea el momento de pensar si solo con el grito basta, si nos debemos de quedar siempre en la manifestación que caduca pronto, que se olvida en cuanto acaba para pasar a lo siguiente, o si es hora de pensar en que más podemos hacer. No me gustaría que ante tanto grito acallado acabaramos pensando que solo nos queda quemar las calles como los griegos, me gustaría creer que una sociedad del siglo XXI encontrará la manera, la idea, la clave, la llave para desatascar todos estos procesos por los que nos posicionamos. Una guerra no es la solución, aunque nos den ganas.

¿Qué opinas?