Archivo | enero, 2014

El mal humor Social

20 Ene

Tengo la certeza, aunque lo escribo por confirmar, de que el humor no sabe ser blanco ni negro, ni machista ni feminista, el humor es solo eso, humor, y ya está. Que uno vierte el chascarrillo porque surge, porque aparece en la cabeza y algunos inconscientes no le ponemos filtros en la boca, aunque parece que deberíamos. Y ahí, en el sembrado, la broma queda, y quien la recoge, cargado con su propia moral, lo tacha de una cosa u otra. Posiblemente si no te atañe el tema lo encuentres gracioso,  y si te toca, no tanto. Aunque en contadas ocasiones, un ‘protagonista’ sobre el que se hace broma, la acoge, se ríe de ella, y convencido estoy, de que eso le sirve.

No digo que se pueda hacer humor de todo, bueno si, poder se puede, pero no se debe, eso no, aunque se nos ocurra, hay que ser lo suficientemente falsEDUCADOS como para tragar ciertas chanzas por el respeto ajeno, ya que algún día nos puede tocar a nosotros…

Pero no es por todo esto que escribo, aunque comienzo con ese primer empuje, porque vengo de “discutir” virtualmente sobre una de esas bromas etiquetadas como ‘machistas’ en la red social Facebook. La historia comienza en la foto de una buena amiga, ex-profesora a la que venero. En la instantánea se la ve dando su maternal y descomunal pecho a su bebé, una hermosa foto ante la que automáticamente me deshago. Pero como uno se dedica al humor y tiene la empatía en donde la tiene, lo que se me ocurre es poner: “si sobra para un café…”, porque nunca me enseñaron a comunicar de otra manera, y uso el humor como un mono usa una ramita, para casi todo. La broma es mala, lo se, es penosa, automáticamente me recordó al gran Gila, en paz descanse, cuando decía que su tía estaba la pobre que ni pa un cortado…aunque he de reconocer que él tenía bastante más gracia que yo.

Poco tardó en hacerme un comentario una chica, diciéndo que aquellas mis palabras eran machistas y que la cosa (entiéndase por “cosa” la problemática que a otras mujeres les había costado poner ese tipo de fotos, censuradas por la compañía Facebook) no estaba para bromas.

Tengo que reconocer que estas cuestiones no me enfadan, me dejan mal, herido y apesadumbrado, porque uno no tiene esas pulsiones, ni esa mentalidad hiriente en la que redacta algo con el fin de provocar. Tan solo era eso…una broma tonta para una foto hermosa.

Y de ahí llegué a esta idea, la del mal humor social.

No intento decir que el hecho de que mi “broma” no hiciera gracia a esa persona quiera decir que tuviera mal humor, no, posiblemente lo más lógico es que mi diarrea mental en redes no tenga, la mayoría de las veces, ni puta gracia. De hecho ya no me refiero a ella, en lo sucesivo de mi disertación, de hecho, esa persona y yo nos disculpamos y con una sonrisa aclaramos posturas. No, a lo que me refiero es a esa corriente malhumorada y tensa, juiciosa y de gatillo rápido que muerde el teclado sin saber que hay detrás de cada cosa. Una balacera tan amplia que, por estadística, a veces da en el blanco, pero que deja un reguero de daños colaterales por el camino. Miles de noticias falsas, bulos, rumores sin base que se comparten y se machacan por sistema, millones de gritos en el espacio, tantas energías mal conducidas.

Pero lo que pasa es que tú mal humor se convertirá en el mío, y el mío en el que me cruce, y así…

Comprendo lo que nos ha traído hasta aquí, una situación insostenible y mucha cara dura política, mucho animal con carné de humano, mucha mierda en definitiva. Así que lo más lógico es que la “gente” esté como está (y peor podríamos estar).

Pero aún así, uno, que hace sus deberes emocionales, que intenta estar como cree que el mundo necesita que estemos, se topa a veces a demasiada velocidad contra muros que creía que serían paisaje, y no. Porque nos estamos comiendo unos a otros y entre nosotros, mientras creemos que luchamos contra gigantes, somos todos molinos de viento, en un día de calma chicha.

No hay moraleja, ni autoayuda, ni tengo pajolera idea de cómo tienen que ser las cosas, tan solo era un pensamiento, un vómito, un..queseyo, ahora no estoy de humor, ¿por qué será?

Anuncios