Todo ha sido un sueño

18 Abr

Total, que me acuesto anoche, tempranito, cierro los ojos y me pongo a soñar, así, sin pedirme permiso, como cuando era un crío, me dejo hundir en la almohada y sin previo aviso, atravieso sábanas, colchón, somier, suelo y caigo hacia arriba, completamente desnudo salvo por un completo y complejo traje de astronauta. Y me pongo a nadar en el vacío para acercarme a aquella estrella de allí con forma de estrella, y llego, y es igual de pequeña que cuando la vi hace 3 millones de años luz. La cojo. Me la guardo en el bolsillo. Y empiezo a darme cuenta. De que están lloviendo puntos y seguidos. Busco desesperado los puntos aparte.

Aparte!, le grito a una estrella fugaz que espera paciente fumándose una supernova en una metáfora en rojo. Y vuelvo a caer y agarro otro sueño por la solapa. Empezamos a debatir porque asegura ser una pesadilla y yo que si ‘no me da miedo’ y él que si ‘debería empezar a correr’ y yo que no y él que si y total, que me despierto. Bebo un poco de agua. Y allí sigue la pesadilla, sentada en una silla plegable en el pie de mi cama. ¿Ves?, me dice, y ahora si comienzo a huir. La pesadilla, que sabe que no iré lejos (porque controla el percal), pliega la silla, me agarra, me pliega a mi, sonríe y pliega el sueño.

Doy un brinco, voy a beber un poco de agua y vuelvo a mirar al pie de la cama, no hay pesadilla, pero si una silla vacía con una paradoja. ¿Vamos?, estoy loca por salir volando.

Nos cogemos de la mano y empieza a sonar una música de Oscar a la mejor banda sonora, intento guardarla gritando “control+S” para recordarla al despertar, aunque se que es imposible, y eso es parte de la gracia.

Llegamos a ninguna parte, me apeo de la paradoja y le digo: “me apeo de la paradoja y le digo…” y abro los ojos.

Soy el vaso de agua, Aarón viene hacia a mi y me bebe. Mientras entro por sus labios, puedo ver, de reojo, una pesadilla aplaudiendo al pie de la cama en una silla plegable.

 

No vuelvo a cenar garbanzas.

Borra

31 Mar

Borra.

Cuesta toda una vida aprender a ignorar lo que (según algunos) hay que hacer y acordarse de ser uno, y ya.

La de veces que he dejado cosas por decir porque otros me iban a decir que era un cursi, y si, lo soy, en estos tiempos en que te tachan de Paulo Cohelo por tener el anhelo de sacar algo bonito de todo lo feo creo que es vital recordar que no todos nacimos para ser maniquíes de hombres fuertes y rudos y que algunos tenemos que rememorar que no somos del montón de los malos humos, que cada palabra tuya debe convertirse en trivial si cada uno de tus alientos pretende hacer daño en vez de querer ser peldaño, me gusta la gente con alma de carpintero, porque con ellas se constryen cosas para escalar y desde arriba, ver el mundo entero, conmemorar lo que éramos para llegar a ser lo que hacemos, ¿y que hacemos?, intentar mejorar este mundo donde el nuevo emo ahoga sus frustraciones poniendo dinamita envuelta en opiniones, y que si, que ya se, que eso es lo de menos, pero…es que cuesta toda una vida aprender a ignorar lo que, según algunos, hay que hacer y acordarse de ser uno, y ya.

Y vida solo hay una, y no se puede borrar…

 

El dedo del Medio

10 Ene

Medio

Es sin ganas como ataco estas palabras. Sin esa chispita que engrasa motores. Sin esa corriente que genera el fluir que lubrica engranajes. Sintiendo esta emoción oscura como única e imperecedera, como suele ser cuando no te sientes bien del todo, y se pone a oler a que jamás va a hacerse de día, aunque venga Copérnico y te lo jure por lo más sagrado: eres ferviente defensor de las sombras.

Y la experiencia te grita que todo pasa, y quien te quiere te dice que mañana será otro día, y agarro la muñeca y la obligo a voces a que siga escribiendo, que cuando termine todo será un poquito mejor, le juro a los dedos al borde del suicidio que estamos a punto de cambiar de ánimo… pero mierda, que va, se van mis dedos a bucear un poco más en estos acogedores lodos.

El índice se viene abajo antes de acabar esta fra

El meñique, tan fino y fuera de lugar, dice que nunca formó parte de estas labores, que adiós.

Y me pongo a escribir con los pulgares, que exigen un aumento de sueldo o se van a coger la puerta a fugarse haciendo autostop a cualquier lugar.

El anular malinterpreta su nombre y se siente ninguneado, se lanza desde un tercer piso sin guantes ni nada…y me quedo escribiendo, tan despacio en mi amargura, con ese dedo del que no recuerdo el nombre, si es que alguna vez lo tuvo.

Ambivalencia

26 Oct

El mundo de siempre ha estado dividido en bandos diferenciables, entre opiniones separadas, separables, y me parece que no ha sido la madre naturaleza la culpable, no, ha sido el hombre, la mujer, el que ha decidido que todo sea archivado y archivable.

Así pues están los buenos  y los malos, lo correcto, lo incorrecto, las víctimas y los culpables, los atacantes, los atacados…rojos, fachas, machos u homosexuales, o le gustas a la piba o es una estrecha, ¿quién tiró la primera piedra, quién fabricó la brecha?, ¿fue el huevo antes de ser huevo una gallina que pusiera un huevo?, no es nada nuevo, lo de dividir a los humanos en pecadores o en santos, olvidando que todo santo tiene un pasado y todo pecador, un futuro, está lo claro, y lo oscuro, lo sano y lo insalubre, olvidando que la naturaleza ninguna norma acata y que el oxígeno al final es un veneno y que la propia vida, mata. Partidos entre gatos y ratas, entre gente tonta y gente lista, entre deprimidos y optimistas, soñadores y realistas,  y todos convenciéndonos de que el mejor, es su punto de vista.

Déjame que dude de los prismas porque yo siempre he tenido la misma falta de carisma para sentenciar cuan buda, ala o krishna, porque cuando hay una discusión y varias posturas se enfrentan, y hablo de gente inteligente que habla de frente con ideas en la mente, me sorprende que todos sean tan vehementes, como si sus solidas opiniones fueran ensayadas frente a espejos para soltarlas con tono eminente

Y después estoy yo, dudando de cualquier tema, de acuerdo con todos en cierto modo y con nadie de alguna manera

“Joder Aarón, qué cómodo, así cualquiera”, “esa posición es muy fácil, en la vida hay que mojarse”,

¿Por qué?, ¿¡por qué!?, seré de personalidad frágil, pero me da por pensar que la inocente viejecita que nos da ternura no pudo en su juventud ser igual de reprobable que el maleducado joven que no le cede su asiento en la guagua?, ¿o eres caballo o fusta?, o lo detestas o te gusta?, clasistas, especistas, machistas y feministas, veganos que serán comidos por los gusanos, carnívoros siendo comidos por las bacterias,  no se, por ponerlo sobre la mesa, ¿eres de los que cree en la ciencia o de los que reza?, y no podrá ser Dios de alguna manera una de tantas formas de ciencia, desde cuando poseemos nosotros, pequeñas partículas de carbono, la omnisapiencia? ¿Puede ser una forma de vida la ambivalencia?

…no lo se…pero antes de posicionarte a favor o en contra

piensa

25 Ago

Sin que nadie me dijera nada especial, hoy, fui yo mismo la gota que colmó mi vaso de cristal,

Porque sin darme mucha cuenta me encontré cansado de tanto mensaje positivo basado en el ser feliz sin buscar el motivo y aunque se dan los casos, (están los hare krishna, los hippies o los que regalan abrazos),

la felicidad te la dan pero no te la regalan, la sonrisa se paga, gratis son las dagas y los puñales por la espalda invitados por el ego, la envidia o los líos de faldas,

pero las risas no son gratis,  yo suelo cobrarlas, tengo necesidades que cubrir y de algo hay que vivir, la verdad que las gracias yo, tengo que darlas… y ustedes que pagarlas,

pero yo hablo de otra cosa, que me lían, que me lío, yo hablo del sen…ti…do…

de la vida, de la felicidad, del reír con los amigos, porque los amigos son nuestros amigos por lo mismo que nosotros somos amigos de nuestros amigos…

no se si me sigues, yo sigo,

que el amor es una moneda de cambio

se da y se recibe en intercambio

y compartimos las energías y las fuerzas como piezas de recambio,

y soportamos así este vivir, este rebumbio,

y aunque sigue siendo lindo…

y aunque grites como un coloso: “eso que dices es deshonroso, mi amistad es férrea, mi sentimiento hermoso” “yo amo a mi esposo con amor frondoso”, “mi felicidad me hace sentir fabuloso”,

por mucho perro que ladre,

amor desinteresado…el de tu madre.

Y en eso estaba pensando… que somos una pequeñita, fina, finita, mota de carbono en el universo girando, insignificante y efímera, fugaz y maravillosa, y al final de esta existencia, de esta vida, de esta cosa…

se apagan las luces……….

Yo creo que es buen negocio mientras estemos aquí, en esto de vivir, no hacernos llorar, no hacernos sufrir…

Hacernos reír.

Tim

17 May

Tim no era el más alto, ni siquiera era el más bajo, no destacaba por su belleza pero tampoco por su fealdad. Tim no era rápido, no era paciente, no era un gran orador ni un atento oyente. Tim no era ducho en artes ni atesoraba vastos conocimientos, no era simple pero tampoco de una personalidad construida sobre robustos cimientos. Tim no era delgado, no era obeso, no era distraído ni tampoco obseso, no era frágil ni indestructible, no era calmo ni bueno en la espera, no era supersticioso pero por si acaso no pasaba bajo las escaleras. Tim no era el mejor de los humanos, si eso se puede medir con rasero, no era especial ni cortado a tijera…

…pero a Tim…a Tim no le importaba lo que no era.

Si, no?

13 Abr

Qué bonito sería que cuando un humano sufre, se le sufragaran los gastos.
Qué bonito sería que cuando un humano es feliz, se nos contagiaran los gestos.
Qué bonito sería que no nos importara solo nuestro camino, que no tuvieran que recordarnos que vamos montados en un tándem de 7.000 millones de personas surcando el Universo hacia ningún destino.
Qué bonito sería recordar todo el rato que vamos a morir, todos, y que eso no es importante, que lo único valioso, si lo hay, es dejar un hermoso ejemplo.
Les quiero raza humana, aunque nos saquemos de quicio, somos una hermosa casualidad.

No hay secretos

23 Feb

Al Universo le da igual. Ni te conoce, ni es un ente vivo, ni tiene una fábrica de regalos para ponerlos bajo tu almohada después de que tú, lleno de buena fe, hayas proyectado hacia lo negro tus mejores deseos. No. Todo pinta a que no.

La vida no es justa.

A mí me ayuda a entenderlo echar un vistazo de nuevo a nuestra parte animal, aquella realidad olvidada de la que acabamos de llegar lejos del teatro que tenemos aquí montado. Y recordar que el ojo humano distingue más tipos de verde que de cualquier otro color para diferenciar a depredadores entre la maleza. O que cuando despertamos de golpe soñando que caíamos, rememora un vestigio de cuando dormíamos en los árboles. Por no hablar del coxis…, no hay duda de lo que somos, de lo que fuimos y en ese mundo animal del que venimos hace unos días, con nuestros cuerpos y nuestros instintos adaptados a sus reglas por nuestra escasa evolución, ahí, la justicia no es esa idea romántica que los humanos hemos creado; “Si me porto bien el mundo ha de portarse bien conmigo”…no, aquí seguimos siendo una manada de depredadores que se fagocitan entre ellos a la voz de ‘sálvese quien pueda’. El civismo dura lo que duran nuestras necesidades cubiertas. Como decía Bruce Lee: “pensar no me pasará nada malo por ser buena persona es como creer que un tigre no me comerá porque soy vegetariano”.

La vida no es justa.

Aunque eso no quita que sea maravillosa, esto no es una visión decadente, que va, yo soy un optimista empedernido, pero como odio las aspirinas metafísicas de las religiones, aunque las respete, odio también a los predicadores de la magia de la vagancia, que a la voz de “tu pide y siéntate a esperar”, crean un ejército de frustrados y frustradas rellenos de cuentas pendientes.

Muévete hacia lo que te gusta, y se lo suficientemente listo para saber si lo que te gusta es lo que se te da, (porque a mí me encanta el fútbol, y tengo dos pies izquierdos).

La magia está ahí, en la capacidad que tiene esta especie animal sobre las otras de crear de la nada, de inventar, de hacer actos de amor incondicional, de superarse.

La magia está ahí, en la búsqueda del entendimiento, en la invención de la esperanza, en la fe en las personas, en la lucha constante por vivir más allá de sobrevivir.

La magia está ahí, en dudar de todo, en mandar al carajo a quienes, como yo, sientan cátedra sobre la vida para cometer con la mayor de las felicidades nuestros propios errores.

Feliz Niño Nuevo

24 Dic

Jugar no está prohibido, no le tema usted al qué dirán si me quito la corbata, nadie espera que usted sea un bastión con bigote muy comprometido con la situación actual. Ármese de valor y dinamite su mal genio con cartuchos hechos de plastilina de colores. Si quiere seguir amargado por el futuro, hágalo, pero al menos intente divisarlo con un catalejo construido con un rollo de papel vacío. Empuñe una espada hecha con ramas para luchar contra sus enemigos, que bien podrían convertirse en monstruos de dos cabezas. Levante murallas hechas con mantas, vuele en aviones con forma de tenedor, construya límites pasando el pie por la arena y sáltese las normas, o al menos, modifíquelas según precise el juego.

Repítase, puedo ser un niño a ratos, aunque le escandalice, aunque es lo que le dijeron que tenía que dejar de ser, juegue al escondite con sus temores y a la cogida con sus sueños olvidados. No se tome nada demasiado en serio, porque los niños saben apagar los telediarios e inventar soluciones para mejorar el rato.

Es por esto que cuando dos pequeños se enfadan al poco vuelven a jugar, porque les vale más la diversión que el orgullo, y a mí me da que el sentido de la vida va a ser eso de pasarlo bien, lo demás tiene jodida solución.

Por todo esto, repítase ahora que jugar no-está-prohibido, puede usted traer perros, gritar todo lo que quiera y joder con la pelota. Puede, que digo, DEBE ser aquel loco bajito que todavía pulula por sus vagos recuerdos y tumbarse boca arriba a dejarse carcajear. Extienda los brazos y haga el ruido de la hélice con los labios, tape la Luna con el pulgar, haga chistes malos, salte en los charcos, baile como un idiota en el salón con la música más liviana y ría, como un auténtico estúpido, verá que bien, que la reír es como bailar con la boca.

Feliz niño de nuevo. Feliz Vida Entera.

Échese (las culpas)

10 Nov

La culpa de todo la tiene eso de que ya Silvio no educa a los chavales, que ahora es peligroso beber agua de la manguera y hasta, a veces, tragarse un poco de mar puede envenenarte. Que el aire lleva olores refinados y ya no te puedes ir solo a hacer amigos en Carnaval. La culpa de todo la tiene que Mercury se murió demasiado pronto y PitBull es el que fabrica ahora las frases que rebotan en las pequeñas cabezas sin terminar. Que pensar por uno mismo está mal visto, que el acoso tiene ahora 4 dimensiones, que los vídeos en internet solo deben durar  un minuto, que hay mucho que consumir y poco contenido. Que el qué importa más que el cómo.

La culpa de todo no la tiene el exceso de ocio sino la falta de todo lo demás, que nos dijeron que nos iban a cortar solo las puntas y nos raparon al cero, y ahora parece que ya no vuelve a crecer. La culpa de todo la tiene que faltan Monkey Islands y sobran fases de grupo, que ya no está Súper López, que 13 Rué del Percebe está desahuciada, que se callaron Tip y Coll y se pusieron a gritar en Telecinco.

La culpa de todo la tiene todo eso y que nosotros dejamos que haya ido ocurriendo, gastamos demasiado en rodilleras y nos olvidamos de aquello de curtirnos a cogotazos. Pero claro, si para cada propuesta hay tres mil páginas webs tirándolo abajo desde arriba, se nos quitan las ganas de tener ganas.

La única esperanza está en nosotros. En volver a darles lo que a algunos nos regalaron. Una biblioteca surtida, un buen disco para escuchar, una hostia a tiempo y una semilla de pensar para que florezca una nueva hornada de seres humanos con menos ganas de opinar y más de hacerse las preguntas adecuadas.

Hay que volver a intentarlo.

Insert Coin